31.7.05

 

Bogota - Chia

"...Era la mañana, y los primeros rayos del sol derramaban copiosa luz sobre Bogotá y la extensa planicie que demora al frente de la ciudad andina. Leves vapores se alzaban desde el pie de la cordillera inmediata, escalando lentamente las majestuosas cimas de Monserrate y Guadalupe, cuya sombra se proyectaba bien adelante de sus bases contrastando la suave oscuridad de éstas con la brillante iluminación de las crestas y picachos salientes de la parte superior. El ambiente puro y perfumado con los innumerables olores de los arbustos de la ladera y de los rosales y campánulas que crecen silvestres a orillas de los vallados y alamedas, producía en todo mi ser una impresión indefinible de bienestar, sintiéndome vivir desde el fácil movimiento del pulmón, vigorizado al aspirar aquel aire diáfano y fresco, hasta la palpitación de las más pequeñas arterias de mi cuerpo. Una brisa tenue mecía los flexibles sauces de la "Alameda vieja", por entre los cuales se veía a intervalos la vecina pradera, verde esmeralda, matizada de innumerables flores de achicoria, y poblada de reses que pastaban la menuda yerba cubierta de luciente rocío de la noche. Todos los sonidos misteriosos de la naturaleza, al despertar, el balido de las ovejas, el mugir del ganado vacuno, la voz de los campesinos y el sordo murmullo de la ciudad, llegaban a mí claros y distintos con la vibración peculiar que adquieren en medio de la atmósfera enrarecida de las altas regiones de los Andes. La magnificencia de una mañana como esta, llenaba mi alma de recogimiento, y un género de tristeza agradable sellaba mis labios. Detrás de mí dejaba a Bogotá y todo lo que forma la vida del corazón y de la inteligencia: delante de mí se extendían las no medidas comarcas que debía visitar en mi larga peregrinación. Mi ausencia de la ciudad nativa era voluntaria; y, sin embargo, a cada vuelta del camino mis ojos buscaban la distante mole de edificios más y más oscurecida, hasta que se me oculto del todo, y en un suspiro impremeditado exhalé mi adiós al hogar querido..."

Hoy 31 de julio de 2005 es uno de los dias mas felices de mi vida. Durante la jornada inicial, ha hecho un hermoso día, despues de una semana fria y humeda, en la que amanecía lloviznando por lo regular. Extraordinaria experiencia iniciar un tour acompañado por Liliana Angulo y Aldo Brando. Esta compañia afectuosa, idónea e inspiradora, la pude disfrutar hasta las goteras de Cajica. El clima, la ruta, y la compañía, marcaron el inicio de un verdadero viaje de aventura. Estoy en este momento en las afueras de Cajica en un pequeño Cafe Internet que no inmagine hallar y aprovecho la oportunidad para agradecer una serie de amistades que (antes o despues, sabiendolo del todo o no) han desempeñado un papel clave para la realización de éste proyecto: Guillermo Forero, Felipe de la Roche, Emilio Rigatti, Carmen Julia Laserna, Alejandra Quevedo, Hector Calderón, Juan Fischer, Aldo Brando y Liliana Angulo

La ruta ha sido extraordinaria por ser un domingo soleado y con brisa, poder salir por la ciclovia y atravesar todo Bogota desde la Candelaria hasta la Conejera para bordear el cerro la conejera por un pasaje idilico del lado norte, seguir hacia Guaymaral, bordear Chia y arribar a Cajica sin haber tocado ninguno de sus cascos urbanos. Siempre andando por carreteras veredales, la mayoría destapadas y de bajo trafico.

Les deseo a Aldo y a Lili un buen viaje de regreso. En su caso habran recorrido más de 90 kms y en el mío apenas 5o kms pues se estaba haciendo tarde para llegar hasta Suesca y aun falta mas de medio camino.

Gracias a la vida, a la virgen del carmen, patrona de campesinos, conductores, transportadores y .. ciclistas.
Gracias a Aldo. Gracias a Liliana. Esta es la mejor forma de reconciliarse con la vida, con el paisaje, con la locomoción, con la sociedad y consigo mismo. En cuerpo y alma. Gracias a los inventores de la Bici y a los pioneros del Cicloturismo de aventura. Me dirijo ahora, a las 6:30 de la tarde hacia el Hogar La Manuelita, un refugio geriatrico a visitar a mi papa y preguntar si puedo pasar la noche allí.

Comments:
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Carnal, desde el campamento base en chapinero alto acuso recibo de tu posting a las 10:52 pm del 1ero de Agosto. Hace un rato trate infructuosamente de comunicarme por celular, y posteriormente recibi tu mensaje de texto confirmando tu arrivo a Suesca, mi segundo hogar de renacimiento entre las rocas vecinas donde tu ahora bicicleteas como un rey. Felicitaciones por tu jornada exitosa! -y te recomiendo el desayuno en el primer comedero, justo antes de la casa de don alfonso, 500 metros antes de entrar a las rocas a tu derecha, en caso tal.

Esta tarde te envie algunas fotos de tu partida maravillosa, la cual escoltamos y paparizamos felizmente con Lili. Esa coloinchada nos reconforto ante la tristeza de no poderte acompañar en esta ocasion, pero estamos muy pendientes de ser tu equipo morral y espi-ritual para lo que se te ofrezca en tu travesia sabanera por los dominios de la mera misma virgen del carmen, y ahora que pasas por las rocas de la mia, que es la mismisima virgen del agarradero (agarrame a mi primero)...

Desde esta torre descontrol te enviamos un fuerte abrazo y todo el a pollo para tu feliz transecto entre lagunas y quesos no sea solo vegetarinano. Con los recuerdos del paleo-indio al pre-yeye te acompañamos en tu re-encarnacion de homo ciclohabilis, añorando estar contigo de regreso al futuro.

Sueños ciclicos,

Angus Brancus
 
Hola los invito a visitar la candelaria. www.lacandelaria.info
 
Publicar un comentario

<< Home